miércoles, 1 de abril de 2015

314.- LA CASA DEL MÉDICO - PALACIU - ARDISANA (LLANES)

José Bulnes Villanueva (propietario del Entregüal de Riocaliente), emigrante en México que hizo fortuna en el negocio maderero familiar, hacia 1916 mandó construir esta casa como regalo de bodas para su sobrino Rafael Bulnes Villanueva, a quien también pago sus estudios de medicina. Los constructores fueron unos albañiles de Nueva conocidos como “Los verdes”. La casa es de planta cuadrada con una pequeña terraza con balaustrada en la fachada principal y sendos miradores de madera en las fachadas laterales.
D. Rafael Bulnes fue médico de reconocido prestigio en la parroquia de Ardisana, así como alumno y discípulo de Santiago Ramón y Cajal. Contrajo matrimonio con su prima Rosa Villanueva, siendo padres de seis hijos: Luis (1928 - 1972), Rafael (†1946), Rosita (†1982), José (†1997), Enrique (†) y Jesús. Luis estudió medicina como su padre y tras su fallecimiento los vecinos del Valle de Ardisana les dedicaron a ambos un monumento de homenaje en reconocimiento de su labor como “el médico de los pobres”. Rafael fue secuestrado y asesinado en 1946 por el maqui Manuel Guerra Guerra. Jesús ejerció durante más de 40 años de maestro en Oviedo, Posada, Meré, Niembro y La Borbolla, una vida entre libros que le impidió tener novia hasta que en 2013 a los 82 años se casó en la residencia de la tercera edad donde vivía. Fue el único de los hermanos que contrajo matrimonio.
Fuente principal: “Una arquitectura de distinción” de Marta Llavona Campo







 "Cariñoso homenaje del Valle de Ardisana a nuestro médico D. Luis Bulnes V. con un recuerdo a su padre D. Rafael y a todos los médicos rurales"
D. Luis Bulnes Villanueva



miércoles, 4 de marzo de 2015

313.- EL ENTREGUAL - RIOCALIENTE (LLANES)

José Antonio Bulnes González, como otros muchos de la época, emigró joven a México y hacia 1844 abrió un modesto comercio en el pueblo de Pichucalco, en la frontera entre los estados de Tabasco y Chiapas. Contrajo matrimonio con Andrea Zaso, hija de un rico propietario, que falleció ahogada al poco tiempo heredando él su fortuna. Como los negocios le iban bien, diez años después, llamó a sus sobrinos Antonino (1848) y Canuto Bulnes Cuanda para que le ayudaran. Además les concertó el matrimonio con Enriqueta y Felícitas, hijas del propietario portugués Manuel Tavares Silva
Canuto Bulnes se estableció como comerciante en San Juan Bautista, capital del estado de Tabasco. Al constatar la rentabilidad de la explotación de maderas preciosas como la caoba, el cedro o el palo de tinte, decidió junto a su hermano Antonino sumarse a dicho negocio. En poco tiempo los hermanos Bulnes se hicieron con una buena parte del negocio maderero. Pero fueron conscientes que si no se establecían medios adecuados para el transporte y almacenaje el negocio no crecía y por ello Canuto se ocupó del transporte y la distribución. Crearon una línea de vapores fluviales así como la Compañía de Tranvías y Transportes de Tabasco. Los negocios iban tan bien que llegaron a comprar el río Jataté y el Desierto de la Soledad. En esta época, tan buena para la familia, llega José Bulnes Villanueva a México con 21 años, era primo de los hermanos Bulnes y trabajará con ellos en la empresa maderera “Casa Bulnes”. Tuvieron problemas e incluso de tipo judicial y hasta un motín de sus trabajadores, pero Canuto fue capaz de superarlos y en 1981 creó una nueva razón social “Bulnes hermanos Sucesores” en la que entraron a formar parte José Bulnes Villanueva e Isidro Valle Bulnes. En 1892, a los 56 años, falleció Canuto y en 1895 la sociedad se disolvió transformándose en “Bulnes Hermanos Sucesores” en la que también participaba José Bulnes.
Don José se responsabilizó de la explotación de los cortes de las cuencas de los ríos Jataté, Chocoljá y Santo Domingo y del arreo de las trozas por los ríos Lacantún y Usumacinta. Tras más de 30 años en puestos de responsabilidad en 1912 regresó a España.

En su Riocaliente natal D. José en 1906 encargó al maestro de obras Tomás González, natural de Nueva, la construcción de esta casa cuyo nombre “Entregual” significa entre aguas al ser la zona muy húmeda .Fue su residencia de veraneo hasta que se instaló definitivamente en ella en 1912. Se casó con su sobrina Ramona Villanueva Bulnes con la que no tuvo hijos. Murió en Santander en un viaje de regreso a México, en cambio su mujer falleció en ella. Por herencia pasó a sus sobrinos, hijos de un hermano y  una hermana de Ramona. Posteriormente fue vendida a Antonio Palau Fernández, nacido en La Bañeza el 30 de abril de 1914, polifacético artista y pedagogo ya que entre otras cosas fue maestro nacional, doctor en Derecho, escritor, pedagogo, pintor y escultor de enorme prestigio. Publicó el estudio artístico «Espíritu y técnica del color y la forma» y una «Guía Monumental y del Turismo de Asturias». En 1992 se le concedió la Cruz de Alfonso X el Sabio y falleció en Oviedo el 23 de junio del 2001, cuando contaba 87 años de edad. En la actualidad la casa pertenece a sus descendientes.
Fuentes principales: 
“Una arquitectura de distinción” de Marta Llavona Campo
Artículo en Lne “Canuto Bulnes, en laselva Lacandona”  de Ignacio Gracia Noriega











En estas fotografías antiguas de La Fototeca de Asturias aparece un José Bulnes, no puedo asegurar  que se trate de la misma persona.
 El gobernador del Estado  de Tabasco General Abraham Bandala Patiño y José Bulnes presidente del Consejo del Ferrocarril Central Tabasqueño
En el reverso de la fotografía aparece manuscrito "Mister José Bulnes"

viernes, 6 de febrero de 2015

312.- EL PEDRERO O CASA DE LEO - RIOCALIENTE (LLANES)

Junto al rio San Miguel en Riocaliente, parroquia de Santa Eulalia de Ardisana, Benito Buergo Peláez (1868) mandó construir esta casa en 1911. A los 21 años había emigrado a México donde hizo fortuna con una fábrica de baúles y almacenes de pienso. Se casó con Josefa Valle Bulnes, sobrina del también indiano José Bulnes. Tras la boda fijaron su residencia en Riocaliente de donde eran ambos originarios. Tuvieron tres hijos: Manuel (casado con Rosario Mateo), Fernando (casado con Ana Mª Villanueva Turanzas) y Leonor que fue quien vivió en la casa tras la muerte de sus padres. En la actualidad pertenece a unos sobrinos
Fuente principal: “Una arquitectura de distinción” de Marta Llavona Campo












martes, 13 de enero de 2015

311.- CASA DE FRANCISCO GARCÍA POLA - LA MADALENA DE CORRES (AVILÉS)

Casa de estilo montañés construida hacia los años veinte del pasado siglo por Francisco García Pola Rodríguez (1886), hijo menor del matrimonio formado por José Manuel García Pola Cueto (1837) y Florentina (Flora) Rodríguez López (1845). Flora fue la heredera de José Rodríguez López, el del establecimiento “El Palacio de Cristal” de La Habana, y en el que trabajaron sus hijos entre ellos Francisco que fue quien más dinero aportó a la familia. Éste estuvo casado con María Dolores Larrañaga Ruiz-Gómez († Madrid 1970) con la que no tuvo hijos. Mencionar que D. Francisco aparece como presidente del Real Avilés Club de Fútbol en los periodos 1925-1927 y 1939-1940.
La casa está situada en el barrio de La Madalena a escasos metros de la casa familiar, mencionada en la entrada anterior, y en la actualidad es una guardería, no conservando su interior original.










La antigua casa del chófer a la entrada

domingo, 30 de noviembre de 2014

310.- CASA DE LOS GARCÍA POLA - LA MADALENA DE CORROS (AVILÉS)

José Rodríguez López nació en la parroquia de La Magdalena (hoy Madalena de Corros) de Avilés, hijo de Francisco Rodríguez y Ramona López. Eran tiempos duros y al ser padres de bastantes hijos los dos hermanos mayores Manuel y José emigraron a Cuba con la esperanza de labrarse un futuro dedicándose al comercio. José parece que tenía dotes empresariales así que logró un pequeño capital que invirtió en abrir una tienda de telas en la calle Mercaderes de la Habana con el nombre comercial de “El Palacio de Cristal” rememorando “The Crystal Palace” construido en Londres para albergar La Gran Exposición Universal de 1851. El negocio consistía inicialmente en la importación de tejidos y sedas de Europa llegando en sus últimos años a fabricar sus propios productos como sábanas “Palacio”, pantalones “Comander” y guayaberas “Comodoro”. Al ir prosperando el local se les quedó pequeño y se trasladó a la calle La Muralla y finalmente en 1923 a la calle Aguiar. El Palacio de Cristal era el típico establecimiento regentado por asturianos por el que fueron pasando todo un repertorio de socios, casi todos parientes o vinculados por relaciones de antigua vecindad, desde el primer socio de apellido Álvarez hasta José y Germán González o los García Pola, pasando por José Antonio Rodríguez Fernández (1881)(en alguna fuente lo cita como hijo de D. José y que llegó a ser alcalde de Avilés en 1924) y su primo Servando Ovies Rodríguez (1876-1912)que fue una de las víctimas de la tragedia del Titanic. El Palacio cerró sus puertas en 1959.
José Rodríguez López al jubilarse regresó a Asturias y según me cuentan sus descendientes nunca se casó. Tras su fallecimiento su hermana Florentina (Flora) Rodríguez López (1845) que estaba casada con José Manuel García Pola Cueto (1837) fue su heredera. El matrimonio tuvo 8 hijos: Josefa (1872), Servando (1874), María (1875), Emilio (1877), Alicia (1879), Concepción (1881), Ramona (1883) y Francisco (1886). De la dirección del negocio se hizo cargo el hijo mayor Servando Rodríguez García Pola que era quien aportaba la mayor parte del dinero a la familia. Francisco el menor de los hijos también participo en los negocios familiares.
La casa parece ser que la aportó al matrimonio José Manuel García Pola y en ella vivió la familia. EL primero en fallecer fue D. José Manuel y años después de su viuda Dª Flora por lo que en ésta se quedaron los hijos solteros Servando, María que es la que llevaba la casa, Emilio que debido a una enfermedad infantil estaba medio paralitico y Concepción que tenía algún trastorno mental. La casa tenía a su alrededor una enorme extensión de terreno que llegaba incluso hasta los aledaños del parque de Ferrera y que en su mayoría fueron expropiados durante la dictadura franquista para la expansión de Avilés. Detrás de la casa estaba la cuadra ya que se dedicaban a la explotación ganadera, siendo de ellos también los edificios colindantes donde vivían los trabajadores. He encontrado una reseña de “La Suiza Avilesina” que era una fábrica de productos lácteos fundada en 1916 por la familia García-Pola y estaba situada en La Magdalena siendo conocida popularmente como “La Mantequera”. Dª Flora sufragó la construcción de la casa del cura así como de la “Calleja de la Viuda” que atravesaba su propiedad para que los avilesinos pudieran acercarse al cementerio sin tener que dar un gran rodeo. Tras el fallecimiento de los hijos solteros la casa se donó o mal vendió a la iglesia para ser utilizada en diversas actividades parroquiales como la catequesis. En esa época tras un arreglo del tejado la preciosa torre con cristales de colores que tenía fue suprimida.













http://www.todocoleccion.net/
 http://www.grufia.com/
Foto: www.lne.es